Plegaria de purificación


“Por más que quisiera no conseguiría reunir, después del daño y la vergüenza inflingidos, el suficiente valor para mirarle a los ojos.

¿Cómo no albergar el temor de que ese sentimiento de culpa, que permanece ligado a su recuerdo, me sometiera en el último instante, quebrantando de este modo el reducto de una fortaleza que, con toda seguridad, quedaría extinta en su presencia?

Tan inoportuna contrariedad me soliviantaría. Y encontrándome inmerso en ella despertaría a la deriva, perdiéndome al desandar lo andado. Convertido en el náufrago que, mecido por un mar de lágrimas, se debatiría intentando hacer llegar hasta él incesantes disculpas, siendo éstas como las olas, que se precipitan una tras otra en busca de la calma que anhelan encontrar en la orilla.

«¡Qué paradójico me resulta pensar que, por más que desee librarme de él, cargo con el yugo que mi condición me impone!»

«¿Por qué no me consuela saber que él, rebosante de toda bondad, acabaría por otorgarme el perdón?»


2 comentarios:

dafd dijo...

Buf, pues vaya con el sentimiento de culpa. Ser deudo de alguien con quien no quieres deudas. Lo que dejas un poco en penumbra es por qué no quiere deberle: qué teme desandar o por qué desea protegerse tras esa fortaleza.

"Por más que quisiera no conseguiría reunir, después del daño y la vergüenza inflingidos, el suficiente valor"
Yo creo que es infligidos

Ángel Vela (palabras) dijo...

Bueno, esto es de la primera novela inacabada, por lo que te podría hacer una idea ;)

El pasaje es del señor de Banun y referencia a lo que ocurrió con su hija y Sionel.

En cuando al apunte, correctisimo ;)

Un abrazo. Nos leemos.


Servicios de corrección y lectura profesional

Antología de Sevilla Escribe

Banner

Banner

Seguidores

Últimos comentarios

Curriculum literario

Nacido en Sevilla, en 1976. Miembro fundador del colectivo literario "Sevilla escribe", tertulia, taller y blog comunal. He publicado relatos, reseñas y algun que otro articulo en revistas virtuales y portales literarios (Ngc3660, Sedice, Ocio Joven, Ocio Zero, Prosófagos, Fantasia Epica, Yolie. com y La biblioteca fosca).

Además de colaborar con las actividades del taller y en algún que otro foro o revista literaria, estaba escribiendo una novela de corte medieval por entregas en un blog que a día de hoy está en barbecho: "Tortuosos senderos de fe" (elegida blognovela de oro de otoño y de invierno 2009, por los pobladores de blognovelas. com). Colaboro eventualmente en el portal literario Ocio zero como columnista.

*Ganador del "XIII Certamen literario de declaraciones de amor de Paradas" (2009) con Amor nefando”


*Ganador del "VIII Concurso de cartas de amor y desamor de Gines” (2009), con “¿En verdad crees que me es del todo ajeno?”

*Semifinalista del “V Certamen de Cartas y Poemas de Amor Rumayquiya (2010) con "Deseando amar", que pasó a formar parte del libro "Catorce de Febrero" .

* Mis microrelatos: "Historias", "Genaro" y "2046", fueron seleccionados para formar parte de la ecoagenda del 2011 de la Consejería de medio ambiente.

* Semifinalista del "VI Certamen de Cartas y Poemas de Amor Rumayquiya" (2011) con "Para el papá de Laurita", que pasó a formar parte del libro "Besos de acíbar y miel".
Mi foto
Ángel Vela
Ver todo mi perfil

Editoriales